Amable

Más datos :: Noticias :: Exposición colectiva :: Baginen bagara

"(De) construyendo categorías

Los gallos pintados por Irene Laffitte atrajeron la atención de la crítica que dictaminó unánimemente que parecía mentira que una mujer pudiera realizar una obra tan masculina. Pinceladas bruscas, llenas de materia, agresivas; colores llamativos, poderosos, contrastados; formas rudas, desfiguradas: todas ellas eran características asociadas al arte masculino durante largos años. De las mujeres, en cambio, se podían esperar superficies suaves, formas completas y colores claros y tranquilos. 

La clasificación de estas particularidades como masculinas o femeninas no responde a una explicación biológica sino cultural. La sociedad juzga las formas de distinta manera dependiendo del sexo de quien las haya hecho. Así, aunque los gallos de Laffitte fueron considerados masculinos, para describir las obras de Amable o de José Antonio Sistiaga no se empleaba el término femenino, sino adjetivos como poético o lírico. Ello nos muestra la ambivalencia de dichos conceptos y la carga de desprecio o elogio que acarreaba cada uno."

"Baginen. Pintoras, tejedoras, ceramistas, escultoras, ilustradoras, costureras… Las mujeres creadoras siempre han existido. Sin embargo, muy pocas han sido reconocidas por la Historia del Arte. Desde el siglo XVIII, momento en que surgió la disciplina, las razones de dicha ausencia se han atribuido a las propias mujeres, a su biología, argumentando que perdían la capacidad creativa al parir y afirmando que les resultaba imposible alcanzar la perfección racional debido a su naturaleza emocional.

No obstante, en los últimos años se han dado a conocer muchas obras llevadas a cabo por mujeres, y ha quedado claro que aquello que se consideraba «el problema de las mujeres» era en realidad «el problema de la Historia del Arte». Así pues, ¿cuáles han sido las lógicas de la Historia del Arte que han desembocado en la marginación de las mujeres?

Los museos y las colecciones públicas cumplen un papel significativo dentro de esas lógicas, ya que tienen el poder de garantizar la visibilidad de ciertos artistas y promover la investigación sobre arte, además de contar con la capacidad para reafirmar o cuestionar discursos canónicos. Tras haber formado parte del discurso patriarcal durante siglos, muchos museos han comenzado a reflexionar sobre el papel que han cumplido dentro del sistema.

Bagara. Esta exposición se sitúa dentro de dicha revisión. Partiendo de las colecciones del Museo San Telmo y la Diputación de Guipúzcoa, queremos reunir y mostrar las obras realizadas por mujeres artistas y promover una reflexión en torno a las razones por las cuales muchas de ellas nos resultan completas desconocidas. No parecía que existiéramos en la historia del arte, pero existimos; no parecía que existiéramos en los museos, pero existimos.

No parecía que existiéramos en la historia del arte, pero existimos; no parecía que existiéramos en los museos, pero existimos."

 

Amable Arias © · aviso legal · Publica esta página en Facebook  Publica esta página en Twitter feed-image Información

Diseñado por HISPATEK